¿Por qué es importante que mi empresa esté en internet?


  • Tanto teniendo una página web como en redes sociales

Lo que pareció llegar como un mero entretenimiento social más, se ha terminando convirtiendo en un elemento vertebrador de nuestra sociedad. Y por ello, todas las empresas tienen a su disposición una nueva forma de comunicación (que no solo publicidad) con sus clientes o potenciales clientes. La facilidad de acceso que ofrece, su potencia de búsqueda y la cantidad de información que es capaz de contener, lo han convertido en una de las principales formas de comunicación del Siglo XXI.

Al igual que en su momento la tele guiaba la vida pública, si actualmente algo no aparece en internet parece estar relegado al ostracismo, a la indiferencia de la gran masa social o, incluso, a la marginalidad informativa. Pero claro, no solo con aparecer está el trabajo hecho. Si es cierto, que si no se presta atención a este medio, se está dando de lado a una porción muy alta de la población y que actualmente usa internet tanto como medio para comunicarse como para informarse.

A ello hay que sumarle que la competencia cada vez es más voraz. Cada empresa intenta consolidar su marca, la imagen que quiere proyectar y adueñarse así de su parcela comercial. Por ello hay que esforzarse en diferenciarse de la competencia y, al igual que en el resto de aspectos, hacerlo lo mejor que las posibilidades permitan.

Los clásicos métodos de marketing, como pueden ser los folletos publicitarios, son perecederos. Desde que entran en la casa de un potencial cliente hasta que acaba en la basura pasan apenas unos días en los que rara vez tiene verdadero impacto. Actualmente la gente tiene a su alcance el directorio más grande que jamás se haya conocido, internet. Por tanto la gran diferencia es que en el primero de los casos solo te conocen cuando tú decides publicitarte. En el segundo caso estás disponible siempre.

Por tanto podríamos decir que la importancia de la presencia de una empresa en internet (entiéndase web y redes sociales) se puede aprovechar para:

  • Generar presencia: que tus clientes simplemente vean que estás ahí. Conseguir que la empresa se convierta en algo habitual dentro de las vidas de las personas. Es un anuncio permanente y que además puedes modificar cuando sea necesario.
  • Dar a conocer el producto: y de nuevo la gran versatilidad que ofrece la red toma importancia. Si tu empresa se dedica a la venta de algún producto puedes acompañarlo de fotos, características, precios, etc. Si en cambio se dedica a la prestación de algún servicio, igualmente podrás definir de forma clara, y que evite errores, cuales son las condiciones.
  • Línea directa con el cliente: gracias a ello el servicio que se le ofrece es mucho más rápido y de calidad. Casi al instante se pueden conocer las opiniones que nuestra marca genera, si tienen alguna sugerencia que ofrecernos, petición de información, la publicación de una sección con preguntas frecuentes (FAQ). etc.
  • La posibilidad de vender a través de internet: ahorrándote así el tener que desplazarte físicamente para poder cerrar ventas. Serán los propios clientes los que nos busquen, acudan a nosotros para hacerse con nuestros servicios.

Internet ya no es el futuro, es una parte importante de nuestras vidas. Con el tiempo ha conseguido desbamcar a los medios tradicionales como soporte publicitario. La tele, la radio y la prensa seguirán existiendo, sin que la red pueda conseguir su eliminación. Pero el paradigma publicitario y de marketing ha cambiado.